Loading color scheme

Barranco del río Miraflores y Cerro de los Santos

La ruta parte de la Fuente del Pilar (1), en la calle Norte, y durante la primera parte de nuestro recorrido nos llevará paralelos al comienzo del PU 02, "La Colonia". Hoteles y villas de veraneo, hasta llegar a la calle Fuente del Cura que sale a mano izquierda justo antes del Mirador de la Virgen y la Fuente de San Juan. Al comienzo de la calle podemos observar a mano derecha una lápida en recuerdo de Joaquín Aguirre e Hidalgo de Quintana, ingeniero de montes responsable del Distrito Forestal de Miraflores, a quien se debe la ordenación para su posterior repoblación del monte que lleva su nombre a las faldas de la Najarra.

Como a unos 200 metros el paisaje se abre al finalizar las construcciones dándonos paso a una sobrecogedora vista sobre el barranco del río a nuestros pies y arriba la Najarra. Unos metros más abajo nos topamos a mano derecha del camino con la Fuente de los Borricos (2), parada frecuentada antiguamente por los trabajadores del monte y sus bestias a la vuelta del trabajo. Continuamos por este agradable paseo descendiendo en dirección al río y al poco podemos divisar en la otra orilla las ruinas del molino de Salustiano (3), vestigio de la antigua industria molinera que en Miraflores floreció en siglos pasados. A él podremos acceder cruzando el recientemente restaurado puente sobre el río Miraflores.

Volviendo al camino que llevábamos, en unos pocos metros llegaremos al Área Recreativa de la Fuente del Cura, aunque lo primero que divisemos sea Fuente de la Villa (4), restaurada y ampliada a finales de los años 60 del S.XX. La Fuente del Cura (5), más modesta en proporciones que la anterior pero mucho más bella en su simplicidad, la encontraremos un poco más abajo, junto al rio. Data del 1888 y debe su nombre al rico eclesiástico, nacido en Porquerizas en 1567, Juan González Borizo dueño de estas tierras en la antigüedad.

Siguiendo paralelos al río, por la pista asfaltada, dejamos a mano izquierda la antigua fábrica de molduras para adentrarnos en la Colonia Histórica del Cerro de los Santos por la Avenida de Madrid. A lo largo de esta calle podemos observar algunos ejemplos de casas de la segunda mitad del S.XX. erigidas en estilo alpino, gracias a la cesión por parte del Ayuntamiento de parcelas a la clase adinerada madrileña con la única condición de que en menos de un año debían levantar sus villas de veraneo y residir en ellas durante la temporada estival.

Tras unos 200 metros llegamos a la zona de aparcamiento situada en los aledaños de la Gruta donde vemos un gran cartel con información de horarios de apertura y demás servicios. Giramos aquí a la izquierda siguiendo las indicaciones para llegar tras pasar por una estrecha calle a la entrada de la Gruta de Nuestra Señora de Begoña (6), erigida en 1952 por iniciativa de Julián Reyzábal Larrouy. Tras su visita, continuaremos por la calle Virgen de Begoña descendiendo hacia la carretera de Madrid por las escalinatas que conectan el Cerro con la misma. Al pie del Cerro y junto al puente de la carretera podemos observar una de las cruces de un antiguo viacrucis, reutilizada aquí con motivo paisajístico. Continuaremos cruzando el puente para, al poco, tomar a nuestra izquierda la calle Vicente Aleixandre que nos llevará a la Carretera de Rascafría y de ahí al punto de partida.

Miraflores or the Torre del Pino.

Paseo Aleixandrino
Recorrido este que, partiendo de la Plaza de España, nos llevará por el centro urbano siguiendo los pasos de Vicente Aleixandre. Empezamos ...