Loading color scheme

San Blas – Pinar de Aguirre - San Blas

Distancia: 6 km (circular).
Duración: 2 h. La duración de la ruta es la estimada realizando el recorrido de forma pausada con paradas de observación de fauna y flora. 
Dificultad: baja. 
Desnivel: 249 m / -249m.
Cotas máx./med./min.: 1262m/1203m/1105m.
Pendiente máxima: 18,9%.
Pendiente media: 6,7%.
Tipo de terreno: Pista forestal y sendero.
Época recomendada: Primavera y otoño.
Observaciones: Llevar agua abundante en verano y tener precaución con la presencia de hielo en invierno.
Especies representativas residentes: águila real, azor, milano real, buitre leonado, buitre negro, alcaudón real, escribano soteño, mosquitero común, tarabilla común, pico picapinos, pico menor, herrerillo capuchino, carbonero común, carbonero garrapinos, mito, trepador azul, agateador común, reyezuelo listado, arrendajo, rabilargo, pinzón vulgar, chochín común.
Especies representativas estivales: aguililla calzada, abejero europeo, milano negro, culebrera europea, oropéndola, abejaruco, alcaudón dorsirrojo, alcaudón común, curruca carrasqueña, curruca zarcera, zarcero común, ruiseñor común, mosquitero papialbo, papamoscas cerrojillo, cuco común, tórtola europea, golondrina daúrica.

 

Iniciamos la ruta en las inmediaciones de la ermita de San Blas, donde se encuentra el arroyo del mismo nombre, cubierto en una abundante vegetación compuesta por sauces y zarzamoras que sirven de refugio a numerosas aves como puede ser el caso del ruiseñor común, ruiseñor bastardo y el mirlo.
Tampoco será difícil sorprender a alguna tórtola europea o grupo de rabilargos saciando su sed en las orillas del arroyo en los días más calurosos.

Tomamos el camino que atraviesa el arroyo donde al cabo de pocos metros alcanzamos ya las últimas casas donde debemos girar hacia la izquierda por un pequeño sendero que cruza un arroyo y nos conduce a una zona abierta compuesta por un mosaico de pastizales, zonas arbustivas formadas por retama, zarzamoras y majuelos y algún que otro árbol disperso, principalmente enebros de pequeño porte, fresnos en las zonas más húmedas y algún roble.
Bien delimitado a la derecha encontramos una masa de pino silvestre que tiene su origen en las repoblaciones efectuadas en los inicios del pasado siglo.
Estamos ante una zona con diferentes ecosistemas y por lo tanto con una gran diversidad de especies, por lo que conviene realizar esta parte del itinerario de forma pausada y realizando paradas para tener un mayor éxito en nuestras observaciones.

Con cierta facilidad aparecerán tarabillas, zarceros, pinzones, verderones, escribanos soteños y en la lejanía se escuchará el canto de la totovía y la perdiz o a los siempre bulliciosos rabilargos. Con algo de paciencia veremos el movimiento frenético de alguna curruca entre la maraña de arbustos y descubriremos encaramado en lo alto de un majuelo vigilando su nido al alcaudón común o el más escaso alcaudón dorsirrojo. 
Igualmente podemos disfrutar con la silueta recortada en el cielo de la más grande de nuestras aves, el buitre negro y su pariente cercano el buitre leonado, además de compañeros de vuelo como pueden ser el águila calzada, busardo ratonero, gavilán, abejero europeo o incluso algún ejemplar de águila real.
También alegrarán el cielo con sus vuelos las golondrinas dáuricas y comunes o el paso de un bando de abejarucos.

Avanzamos por el camino durante aproximadamente 1km donde llegamos a la altura de una barrera que nos da acceso a la pista forestal de San Blas, nuestra ruta continua por la derecha.
En esta parte del trayecto los protagonistas son las especies propias del pinar.
Entre ellas encontramos al carbonero garrapinos, herrerillo capuchino, piquituerto y verderón serrano. Otras especies, que si bien encontramos en otros ambientes aquí muestran buenas densidades son: reyezuelo listado, trepador azul, arrendajo, agateador común, zorzal charlo y picapinos.

Este es un medio que presenta una gran dificultad para la observación de aves debido a que muchas desarrollan su actividad en lo alto de las copas, no obstante nos podemos ayudar del sentido del oído para detectarlas.
Habrá que tener especial atención a las zonas de pinar que son atravesadas por algún arroyo, pues dan lugar a un sotobosque más rico siendo las zonas más abundantes y variadas en aves.
Tras casi 2Km de camino por el pinar, llegamos a una bifurcación donde continuamos de frente hasta encontrarnos con una barrera con la que abandonaremos el pinar.
Seguimos el camino ya por una zona más abierta entre muretes de piedra bordeados por abundantes arbustos y antiguas huertas.
Esta es una buena zona para añadir más especies a nuestra lista, como puede ser el diminuto chochín, curruca capirotada, mosquitero papialbo, petirrojo y la vistosa oropéndola.

En este punto tenemos la posibilidad de enlazar con la RO.02, o bien continuar nuestra ruta.

A escasos metros giramos a nuestra derecha para tomar un pequeño sendero que atraviesa una masa de robledal, en esta zona las especies más representativas serán el trepador azul, agateador y pájaros carpinteros, incluido el esquivo pico menor.
El sendero desemboca en un ancho camino que desciende hacia el sur, transitando por fincas ganaderas, huertos y bosquetes de roble y fresno.
Este es un buen lugar para el avistamiento de rapaces como por ejemplo puede ser el Milano Real, una de las especies más emblemáticas de la zona, especialmente fácil de observar en invierno cuando la población residente se multiplica con ejemplares invernantes procedentes del norte.
No faltarán en esta parte de la ruta especies comunes como el mirlo, abubilla, cornejas, cogujada común, lavandera blanca, grupos de gorriones molineros en las cercanías de huertos y casas, zorzales comunes y alirrojos en los pastizales junto a bandos de estorninos, o bandos de fringílidos como el jilguero, verderón, pardillo y pinzón vulgar.
También cabe la posibilidad si bien con algo de suerte de observar especies invernantes escasas en nuestra región como son el pinzón real y el camachuelo.
Tras bajar una cuesta muy pronunciada, nos desviamos hacia el camino de la derecha que nos conducirá de nuevo al punto de inicio.

Descargar GPX
Download: Ruta1.gpx


Descargar KML
Download: Ruta1.kml

Rutas en bici
Los amantes de la bicicleta tienen en Miraflores de la Sierra el destino ideal para el disfrute de su aficción. Su posición ...
Rutas ornitológicas
Miraflores de la Sierra cuenta con gran variedad de ecosistemas con un alto grado de conservación que favorecen la presencia de ...
Rutas a pie
Miraflores de la Sierra, arropada entre las faldas serranas de la Najarra y asentada en la ladera sur del Pico de la Pala, con sus ...
Paseos Urbanos
Miraflores de la Sierra posee un rico patrimonio monumental que abarca desde su Iglesia Parroquial, esplendoroso ejemplo del ...